1. Elementos de la Cultura


Pueden clasificarse en:       * Conocimiento

* Creencias

* Valores

                                               * Normas

* Signos y símbolos


* Conocimiento: la cultura de todos los pueblos incluye un enorme monto de conocimiento respecto del mundo físico y social, donde la capacidad creativa cumple también un papel importante.


* Creencias: podemos distinguir entre conocimiento y errores cognitivos y las creencias, que, en términos empíricos (desde la experiencia) no son verdaderas ni falsas.


* Valores: son a menudo difíciles de limitar y catalogar netamente. Son inseparables de las actitudes. En toda sociedad existen valores morales, religiosos, políticos (lealtad al estado, patriotismo...), estético-emocionales, etc.


* Normas: reglas de la conducta


* Signos y símbolos:
códigos de comunicación y representación, transmisión de mensajes.

2. 
Estructura:


Rasgos Culturales:
es la más pequeña de las unidades culturales, por ejemplo, un pañuelo (rasgo de la cultura material) o una inclinación del cuerpo (rasgo de la cultura inmaterial).


Complejos Culturales:
Un conjunto de rasgos estructurados en un sistema unitario. Es decir, un conjunto de rasgos re-unidos en torno a un centro de interés. Ej: el carnaval.


Área Cultural:
es la zona o región donde una o un complejo de actividades humanas (cultura) es realizado.


Foco Cultural:
lugar en que esta centrado algo con toda su fuerza y eficacia, y desde el cual se propaga o ejerce influencia. Ej: Italia fue el Foco cultural del Renacimiento. Alejandría (Biblioteca) foco cultural del Mediterráneo.


Subcultura:
pequeño grupo social dentro de una sociedad mayor, condicionadas por diferencias étnicas, religiosas, profesionales e ideológicas.

Cada subcultura crea sus propias normas, y entre sus miembros existe un apoyo mutuo expresado en la adopción de un estilo propio (forma de vestir, utilización de símbolos determinados, etc).

3.
  
Ejes Estructurantes  (de la Cultura):


Éstos son los que hacen “dinámica” a las culturas:


-
        
Educación como emergente de la Cultura: entendida  como una forma integral de vida que es creada histórica y socialmente por una comunidad a partir de su particular manera de resolver física,  emocional y mentalmente las relaciones que mantiene con la naturaleza, consigo misma, con otras  comunidades y con lo que ella considera como sagrado, para dar plenitud de sentido a la totalidad de la existencia.

La educación es el vehículo a través del cual una cultura logra su continuidad y evolución.

-
        
Identidad cultural: es el proceso de apropiaciones, expropiaciones y resignificaciones, continuidades, oposiciones, rupturas de identidades diversas (sobre todo en las grandes ciudades sede de movimientos migratorios)

En la aceptación y el respeto por la identidad y los diversos estilos de vida, se logra el diálogo multicultural y la integración, entendiendo a esta última, como la aceptación del otro como legítimo otro en convivencia y no en desigualdad.

-
        
Producción social de sentido: implica la participación ciudadana en el campo de la cultura integral, con una actitud consciente de sus acciones y estrategias, manteniendo y/o generando espacios para una gestión integrada que expresará identidades y proyectos de vida propios.